[NOTA] Investigadora UNAB-COES Daniela Jara presentó su trabajo sobre la representación de los violadores de los DD.HH.
Abril 25, 2017
[COES PRESENTA] Nicolás Somma
Abril 26, 2017

[COES PRESENTA] Macarena Bonhomme

Macarena Bonhomme, Estudiante de doctorado y patrocinada COES

Macarena Bonhomme es Socióloga de la Universidad Católica de Chile, Máster (MSc) en Cultura y Sociedad de la London School of Economics and Political Science (LSE), y actualmente es candidata a doctora en Sociología en Goldsmiths, University of London. Se integró a COES como patrocinada de doctorado en la línea Geografías del Conflicto, en el año 2014. También realizó una pasantía en el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR) en Ginebra el año 2011, trabajando específicamente en el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR), y en el Comité de Eliminación de Discriminación Racial (CERD), y al llegar a Santiago, trabajó como investigadora asociada en la CEPAL. Luego, durante los años 2012 y 2014, Macarena participó en diferentes proyectos Fondecyt en forma paralela, tanto sobre educación ciudadana y participación política de jóvenes en Chile (PUC) como sobre migración internacional en Chile, transnacionalismo, pertenencia e inclusión (UAH); y fue docente en el Magíster de Psicología Social de la Universidad Alberto Hurtado. Ha escrito cuatro artículos en coautoría con el investigador COES Juan Carlos Castillo, y actualmente se encuentra escribiendo un artículo con el investigador COES Cristian Doña-Reveco. A su vez, desde su incorporación al Centro ha publicado dos artículos en coautoría sobre migración en Chile.

¿Cómo llegaste a COES?

Conocí COES por Juan Carlos Castillo, porque trabajé con él desde el 2012 hasta el 2014 como Jefe de Proyecto del FONDECYT “Socialización política y experiencia escolar: Chile en contexto internacional”. En ese proyecto me hice cargo y coordiné el estudio cualitativo, y a la vez escribí con el equipo de investigación varios artículos para revistas académicas y capítulos del libro que fue la producción final del proyecto. Anteriormente y paralelo a esto, desde el 2010 comencé a estudiar e investigar sobre migración (desde el 2012 en la UAH), y me di cuenta de cuán invisible es el tema racial en Chile y lo crucial que resulta investigar los procesos de racialización y también cómo opera el racismo en contexto migratorio desde una perspectiva de conflicto y/o convivencia más enraizada en los espacios urbanos. Esto me motivó a hacer un Doctorado en Sociología, y mientras preparaba mi postulación a Becas-Chile a inicios de 2014, Juan Carlos me motivó a postular para ser patrocinada por COES, y me presentó a María Luisa Méndez. Ella se interesó también en mi proyecto, patrocinándolo, ya que era un tema transversal a las líneas del COES, y específicamente ligado a la línea que ella coordina, “Geografías del Conflicto”.

Cuéntanos ¿qué estás investigando en tu tesis doctoral? Y ¿cómo tiene relación con las diferentes líneas de COES?

En mi tesis tengo como objetivo estudiar la convivencia intercultural y conflictos sociales en barrios de Santiago que progresivamente se han vuelto más “multiculturales” con la creciente migración internacional. Una migración que, desde hace algunos años, incluye una mayor presencia de migrantes afrodescendientes, producto de lo cual sostengo que han emergido nuevas distinciones “raciales” que han sido escasamente exploradas en la academia, y que actualmente estoy investigando a través de una etnografía urbana en Recoleta. Específicamente pretendo revelar cómo se produce el racismo cotidiano que experimentan ciertos grupos de migrantes latinoamericanos, tanto donde residen como en los espacios urbanos donde transitan. Por ejemplo, ahora estoy indagando cómo la emergencia de nuevas formas de habitar (y las condiciones en que viven en barrios residenciales) a la que se ven expuestos los y las migrantes que han llegado recientemente al país, influyen en la convivencia intercultural entre vecinos. Entonces mi aproximación a temas de “raza” y racismo tiene una perspectiva espacial y urbana de la línea Geografías del Conflicto, que permite dar cuenta de cómo opera y se reproduce esta ideología en la vida cotidiana, y también cómo el espacio urbano y procesos locales influyen en tal reproducción.

Bueno, volviendo a la pregunta, mi investigación, no sólo cruza la línea de “Geografías del conflicto”, sino también la línea de “Interacciones grupales e individuales”, ya que explora las dinámicas de discriminación, segregación residencial, y las relaciones e interacciones sociales entre vecinos (migrantes y no-migrantes). A su vez, tiene relación con la línea de “Conflicto político y social”, porque lo que está en juego en las interacciones cotidianas que estudio es una ideología (racismo) que se funda en nacionalismos y en la construcción histórica de imaginarios colectivos sobre un ideal de sociedad e identidad nacional que se instaura desde la construcción del Estado-nación y comienzos de la república, pero cuya inspiración data de la época colonial. Y tal ideología se ha perpetuado en políticas migratorias que han promovido históricamente la llegada de migrantes percibidos como “deseados”, excluyendo explícita e implícitamente al resto. Estos migrantes “no deseados”, como ocurrió con Trump en las últimas elecciones de Estados Unidos y con Brexit en Reino Unido, suelen convertirse en chivos expiatorios en ciertos discursos políticos,. Estos son ejemplos claves de cómo la migración, vista como algo problemático, tiene repercusión en el sistema político; y el gran problema es que tales discursos políticos luego comienzan a reproducirse a nivel local a través de los medios, generando mayor conflicto social en poblaciones y barrios a través de prácticas racistas y discriminatorias. Y eso lo pude constatar cuando estaba en Inglaterra post-Brexit. A su vez, esta temática también cruza la línea de las “Dimensiones socioeconómicas del conflicto”, porque sostengo que las distinciones “raciales” están intrínsecamente relacionadas con distinciones de clase, las que se replican en contexto migratorio, y lleva a que estos migrantes categorizados como “deseados” y “no deseados” se inserten también de forma diferenciada en la sociedad local.

¿Cómo ha sido tu experiencia en el centro?

Estar en el COES desde sus inicios me ha permitido ver el desarrollo y apertura progresiva a temas que antes permanecían invisibles en la academia y que por vez primera comienzan a develar su importancia, especialmente debido a las repercusiones que ha tenido el Brexit y el sorpresivo triunfo de Trump en la política local, que se ha evidenciado en el discurso de candidatos en las próximas elecciones presidenciales.

Mi experiencia ha sido muy gratificante a pesar de que realizo mi doctorado en el extranjero, ya que las veces que he venido a Chile he podido relacionarme con investigadores de distintas disciplinas, y estar al tanto de las diversas investigaciones que se están llevando a cabo. Esto me ha permitido establecer vínculos entre mi investigación y otras que se están desarrollando en el Centro, y así eventualmente generar colaboraciones con otros investigadores, enriqueciendo cada investigación desde distintas perspectivas y disciplinas. También el asistir a conferencias, reuniones de línea y seminarios organizados por el Centro, permite conectar distintos estudios desde una mirada interdisciplinaria que cruza todos los ámbitos en los cuales se inspira COES. Además siempre ha habido interés en desarrollar seminarios o coloquios en donde patrocinados puedan exponer sus trabajos. Espero poder desarrollar una actividad donde podamos discutir estos temas, no sólo para compartir los resultados preliminares y tener feedback de académicos del Centro y personas de la sociedad civil, sino también para generar más debate en una temática que está recién teniendo tracción vertiginosa, pero que ya algunos hemos estado investigando hace unos años. Creo que es crucial profundizar en las problemáticas que enfrentan migrantes latinoamericanos en Chile para así contribuir a generar políticas públicas acordes a nivel nacional y local. COES en este sentido se abrió a este tema emergente desde sus inicios, y su patrocinio y apoyo para difundir esto ha sido fundamental.

En mis estadías de trabajo de campo en los últimos dos años, COES me ha dado un espacio de trabajo que me ha permitido conocer otros tesistas de doctorado, postdoctorantes e investigadores, con quienes he podido compartir la experiencia de investigar y los desafíos que supone la tesis doctoral y también el mundo académico, siendo una red de apoyo y colaboración esencial para mi trabajo, tanto a nivel personal como profesional.

¿De qué manera te has relacionado con otros investigadores del centro?

Además de María Luisa Méndez y Juan Carlos Castillo, con quien más me he relacionado últimamente es con Cristian Doña-Reveco, quién se incorporó al Centro un poco después como investigador asociado y que también está investigando migración en Chile. Me lo presentaron en una reunión de línea. De hecho, un poco después Cristian me ayudó a construir mapas de Santiago, con la colaboración de Matías Garretón y su equipo del Centro de Inteligencia Territorial (CIT-Universidad Adolfo Ibáñez). Esto porque para mi tesis necesitaba explorar la distribución de migrantes por comunas utilizando los datos del último Censo, no sólo para observar cuales comunas eran más multiculturales y así seleccionar una de ellas para mi trabajo etnográfico, sino también para visualizar territorialmente la inmigración en Santiago. Fue muy enriquecedor haber sido tan acogida y poder contar con la ayuda de otros investigadores para mi proyecto, con lo cual se refleja también la colaboración interdisciplinaria que pretende lograr el Centro, y que efectivamente se ha materializado. Ahora con Cristian estamos haciendo un artículo en coautoría para una revista académica, y me invitó a presentar en el panel que organizó en LASA 2017. También me invitó a ser investigadora asociada del Observatorio de Desigualdad, del cual es director, en una nueva línea sobre racismo y migración.

¿De qué manera te ha ayudado COES en tu investigación al doctorado?

Además de ofrecerme un lugar para trabajar durante mi trabajo de campo, han puesto a disposición bases de datos, y el uso de equipos y software necesarios para mi tesis. También en mi primer año de doctorado me ayudó con financiamiento para asistir a dos congresos. Presenté un paper en el Congreso SLAS en Escocia el año 2014, y otro en el XXXIII Congreso Internacional LASA en Puerto Rico el año 2015. Ahora igualmente me apoyaron para participar en el XXXV Congreso Internacional LASA en Lima a fines de abril. Estas instancias no sólo me permiten difundir mis avances de tesis, sino también establecer redes con otros investigadores de mi área y estar al tanto de sus investigaciones.

Lo que más valoro son los espacios de debate académico que emergen de los seminarios, reuniones de línea y principalmente conferencias, donde he podido discutir sobre las temáticas que estudio. Justo he estado en Santiago cuando se han realizado las dos últimas Conferencias del COES, teniendo el privilegio de participar tanto como moderadora como presentadora. En la primera conferencia que organizaron pude incluso recibir los valiosos comentarios del Profesor Emérito Tim Butler (King’s College London) sobre mi estudio, y a su vez poder conocer a otros académicos de renombre internacional cuyas líneas de investigación son relevantes para mi tesis. También María Luisa Méndez me ha otorgado valiosos comentarios respecto a mi trabajo, cuyas contribuciones he incorporado en mi tesis. En general, toda retroalimentación y debates respecto a las temáticas que uno investiga siempre son un aporte esencial para la tesis doctoral.