[NOTA] Investigadores COES presentan libro sobre los 20 años de la Concertación

[NOTA] Investigadores COES en seminario internacional “Urbanismo Ecológico”, de Harvard y el Centro de Estudios David Rockefeller
octubre 17, 2014
[REPORTAJE] ¿Cómo perciben los chilenos al 1% más rico del país?
octubre 20, 2014

[NOTA] Investigadores COES presentan libro sobre los 20 años de la Concertación

Kirsten Sehnbruch

Por Luis Ignacio Echeverría M.
Periodista COES

La investigadora COES Kirsten Sehnbruch, junto al miembro del Consejo Científico de COES Peter Siavelis, presentó este jueves el libro “El balance. Política y políticas de las Concertación”, en el marco del XI Congreso Chileno de Ciencia Política organizado por la asociación nacional de la misma disciplina, ACCP.

En la ocasión, ambos investigadores expusieron en dos tandas el contenido del compendio que relata los cambios, avances, dificultades, éxitos y fracasos de la Concertación en el poder durante 20 años. El argumento principal que dirigió la investigación fue entender qué explica el éxito y el fracaso de la coalición, así como también saber si se trataría de un modelo político o no.

En la primera exposición, los investigadores estuvieron acompañados de la norteamericana Jennifer Pribble, de la Universidad de Richmond, quien comentó el texto e hizo algunas preguntas a los autores.

Sehnbruch explicó que la Concertación fue exitosa en las elecciones en parte porque también lo fue en lo económico y en lo social, énfasis que se dio sobre todo en la retórica más que en la realidad. Mostrando una tabla comparativa de la medición de pobreza que se hacía en Chile y la medición internacional, dio a conocer que el gasto social durante los gobiernos concertacionistas fue estable y que sólo aumentó en períodos de crisis, por lo que siempre “se pensó que íbamos bien y eso repercutía en que las políticas públicas no se centraran en la distribución de la riqueza”. Es así como mientras Chile mostraba que los índices de pobreza bajaban, la distribución de ingresos no tenía mayores cambios, siendo un país desigual “más parecido a México que al país líder en Latinoamérica que nos vendían”, tema que hoy en día recién se está tratando.
Pribble comentó que el libro es una “excelente contribución a la literatura de la política chilena de los últimos años, porque tiene una gran riqueza de información y un elemento teórico, un marco conceptual muy potente”. Y dijo además que una de las cosas que le hubiera gustado saber es qué tanto influyó en el éxito de la Concertación que en sus primeros años no hubiera demasiada organización popular de las demandas sociales, como sí hubo desde el 2006.

IMG_0245

PANEL DE INVESTIGADORES

El libro no sólo está escrito por Sehnbruch y Siavelis. Muchos de sus capítulos tienen autores invitados, algunos de los cuales estuvieron presentes en un segundo encuentro acerca del libro. Uno de ellos es Patricio Navia, investigador asociado del COES, quien escribió un capítulo sobre la derecha chilena en que analiza cómo esta se renueva y alcanza el poder en 2009. Para ello él explica que hay “dos corrientes en su interior: una que dice que vamos a ser siempre oposición, así que seamos la mejor oposición posible; y otra que dice que el electorado chileno es moderado y si vamos con posturas moderadas sí podemos ganar. Y finalmente esta corriente es la que lleva a Sebastián Piñera al poder”.

Otro de los investigadores es Claudio Fuentes, quien escribe un capítulo sobre las reformas constitucionales. La discusión principal, dice, es si se le da continuidad o no a la Constitución de Pinochet. “Y ahí surgen quienes quieren refundar con la retroexcavadora y quienes quieren hacer cambios moderados y reformar”, explica. Así mismo, hay un debate entre la nueva y la vieja política: “Están los nostálgicos de la democracia de los consensos, de conversar todo entre cuatro paredes para llegar a acuerdos, y los participativistas, que buscan que todo sea consultado con la ciudadanía”. Finalmente menciona que los políticos terminan convertidos en uno de las siguientes ecuaciones: refundacional nostálgico, refundacional participativista, reformistas nostálgicos y reformistas participativistas. En esta última categoría entraría la Presidenta Bachelet del primer período (2006), por ejemplo.

El experto en Educación Gregory Elacqua explicó el contexto educacional durante los 20 años de la Concertación, donde dijo que una reforma estructural importante fue la que hizo Pinochet en 1981, ya que “diseñada e implementada en un año y medio, introdujo la lógica de competencia, la subvención escolar, pero no se ajustó el gasto en educación, los sueldos se mantuvieron y bajaron proporcionalmente, por lo que se entienden las reformas siguientes”. Así, los primeros tres gobiernos se centran en aumentar los gastos e insumos, ejemplo de ello son la jornada escolar completa y la evaluación docente.

“Si bien aumentó el gasto en educación cuatro veces y se mejoró la infraestructura, no hubo cambios estructurales. Primero, porque no se pudo a nivel político y segundo, porque había otras urgencias”, comentó Elacqua. “Pero fue así como la Presidenta Bachelet en 2006 comienza a hacer cambios en la primera infancia y los secundarios demandaron cambios estructurales que llevaron al cambio de la LOCE por la LGE y ahí fue la primera vez que se tocó la estructura de la dictadura”, dijo.

El libro “El balance. Política y políticas de la Concertación” de editorial Catalonia estará pronto en las librerías del país.