[PRENSA] Daniel Hojman y su diagnóstico sobre las reformas: “Más que llevarnos a parecernos a Venezuela, nos han llevado a parecernos más a los países de la OCDE”

[NOTA] Investigador COES en taller “El trabajo doméstico en Chile: prácticas, discursos y sujetos (s.XVIII-XXI)
octubre 16, 2017
[NOTA] Fundación Superación de la Pobreza entrega a comandos presidenciales lineamientos para enfrentar los efectos negativos de la política social
octubre 17, 2017

[PRENSA] Daniel Hojman y su diagnóstico sobre las reformas: “Más que llevarnos a parecernos a Venezuela, nos han llevado a parecernos más a los países de la OCDE”

El Mostrador, Daniel Hojman

Publicado en El Mostrador

El académico de la Universidad de Chile y Doctorado en Harvard es considerando uno de los economistas más eclécticos y menos dogmáticos. En una extensa entrevista con El Mostrador Mercados, Hojman señala que para los grandes desafíos económicos el rol del Estado es “indispensable e insustituible”. Afirma que en Chile el experimento neoliberal llegó a un extremo y que el cuestionamiento al modelo es parte de un fenómeno global. También se dio tiempo para hablar sobre el nuevo Nobel de Economía y asegura que el “liberalismo paternalista” de Richard Thaler posee gran relevancia para políticas públicas.

VER la entrevista completa

Daniel Hojman es un economista al que le gusta la cosa pública. El académico de la Universidad de Chile y Doctorado en Harvard es un convencido de que la economía tiene que estar al servicio de mejorar la vida de la gente. Es considerado uno de los economistas más eclécticos y menos dogmáticos. En una extensa entrevista con El Mostrador Mercados, Hojman dice que para los grandes desafíos económicos el rol del Estado es “indispensable e insustituible”. Afirma que en Chile el experimento neoliberal llegó a un extremo y que el cuestionamiento al modelo es parte de un fenómeno global. También se dio tiempo para hablar sobre el nuevo Nobel de Economía y afirma que el “liberalismo paternalista” de Richard Thaler tiene gran relevancia para políticas públicas.

“Lo que yo siento que ha ocurrido, tanto de la crisis internacional el 2008 a nivel global, que está asociado también con un movimiento internacional hacia el neoliberalismo, donde nosotros tal vez llegamos a un extremo, parte de la crisis se asoció también con esta desregulación, entonces a nivel internacional también se produjo un cuestionamiento de este paradigma donde el Estado tiene que estar más retirado”, señala.

Dice que en Chile los movimientos sociales han tenido un rol clave en cuestionar dicho paradigma y poner la discusión al tope de la agenda política y “donde parte importante de las soluciones que se han planteado parecen ir por una mayor participación del Estado, como lo es la recuperación de la educación pública o aumentar la carga tributaria, que se asoció en su momento a la reforma educacional, pero creo que en general apunta a un giro hacia la importancia y la relevancia que tiene que tomar el sector público, en este caso, orientado a resolver las desigualdades”.

Hojman es integrante de la Comisión Asesora del Rector para la Reforma de Educación Superior y, por ende, tiene opiniones fuertes acerca de la agenda reformista del Gobierno de Michelle Bachelet: “Más que llevarnos a parecernos a Venezuela, nos han llevado a parecernos más a los países de la OCDE”.

Afirma que, más allá de si fueron técnicamente sólidas o bien implementadas, la reformas “nos centran, nos normalizan, nos llevan a la medianía de la tabla con respecto a lo que son los países desarrollados. Yo creo que es importante reconocer eso en el plano más productivo”

Agrega que “si es que uno piensa en los grandes desafíos económicos, para mí por lo menos el rol del Estado es indispensable e insustituible y en ese sentido nos ha hecho mucho daño, no solo desde la perspectiva de resolver problema sociales importantes, sino que desde la eficiencia y el progreso nos ha hecho mucho daño esta idea de creer que el Estado lo hace mal y los privados lo hacen bien”.

Y sentencia que, si uno piensa cuáles son los grandes desafíos de la economía, “no conozco ni un país en el mundo que haya complejizado su matriz productiva sin que el Estado haya jugado un rol fundamental en coordinar el sector privado con la empresa, con la universidad, con el rol que están jugando las comunidades en los procesos productivos. También en nuestros recursos humanos, el Estado tiene un rol fundamental, al aumentar el gasto en educación en un 34%”.

El nuevo Nobel de Economía y el “paternalismo liberal”

Hojman, que es también miembro de Espacio Público, es uno de los que más sabe y ha escrito en Chile sobre la “economía del comportamiento”, uno de cuyos padres es Richard Thaler, el ganador del Nobel de Economía 2017.

El doctor en Economía de Harvard explica que con Thaler ya hay tres premios Nobel de esa corriente. Y añade que la “economía del comportamiento” sostiene que “el computador que tenemos en la cabeza no es un computador perfecto, está asociado con sesgos o heurísticas, que hace que muchas veces la gente se equivoque en sus decisiones económicas y que, por lo mismo, las decisiones económicas a veces se interpretan como algo asociado a algún tipo de optimización, donde el costo-beneficio no necesariamente es el que más beneficia a un individuo”.

Thaler cuestiona el paradigma de Adam Smith, afirma Hojman: “Este supuesto de que la gente toma decisiones en su propio beneficio empieza a verse en cuestión”.

El nuevo Nobel de Economía, explica el economista chileno, “comenzó a mostrar la importancia que tiene esto de manera sistemática, tanto en los mercados como en decisiones de política pública, que van desde las decisiones que se toman en mercados financieros y que, por lo tanto, los mercados financieros están sujetos a una irracionalidad importante, hasta decisiones que tienen que ver con la salud, como, por ejemplo, la obesidad”.

Thaler y la crisis subprime

En la entrevista, el académico de la U. de Chile dice que “lo central de esto es que todos sabemos que no somos del todo racionales, o que no tenemos una capacidad ilimitada para procesar información, eso es algo razonable. Ahora, para un economista, eso solo puede importar solo en la medida en que se expresa de manera agregada –que es lo que pasa con Adam Smith– y que tiene que ver con los resultados más globales de la sociedad”.

Y, en tal sentido, ahonda: “Entonces, cuando yo llego a una crisis como la subprime, en donde hay mucha asimetría de información, hay activos que son tremendamente complejos que se están transando, y este tipo de fenómenos tiende a ser fundamental para poder entender este tipo de crisis, porque en la práctica sería muy difícil intentar explicar uno de los eventos económicos más importantes de las últimas décadas si uno no recurre a elementos de la sicología para intentar entender por qué este grado de irracionalidad, en decisiones que se tomaron y que no correspondían con los valores de los activos que estaban siendo transados, terminan ocurriendo. De ahí la importancia de este tipo de estudio”.

Hojman afirma que los aspectos del “liberalismo paternalista” de Richard Thaler, “así como importan en finanzas, también importan en políticas públicas como salud y la obesidad, y las implicancias que tiene eso sobre el bienestar de las personas y sobre la economía son grandes”.

“Esto es usar la sicología para entender problemas de economía y políticas públicas de primer orden”, explica

Y cita, como ejemplo, la polémica de las pensiones: “Cuando uno presiente que no puede estar interactuando en su propio interés, entonces viene un ‘papá’, como es el Estado, y dice ‘te obligo a ahorrar’. Fíjate en lo contradictorio que es esto con la idea de que la gente decide lo que es mejor para sí misma. Esta es una contradicción muy importante con la economía más tradicional. Esto entra en conflicto con las ideas del liberalismo. Hay ciertos márgenes de la vida donde cierto paternalismo te ayude. Esto ha generado discusiones filosóficas. Lo que dice Thaler es que no te voy a obligar a elegir cosas, sino que voy a elegir ciertos defaults o te vamos a ayudar a tomar decisiones que en principio te deberían ayudar, pero tendrás opciones o te las voy a encasillar, pero tienes siempre la libertad de elegir algo distinto”.