[COES PRESENTA] Pablo Pérez Ahumada
2017-12-21
[OPINIÓN] Elecciones presidenciales y el triunfo de la posverdad, Kirsten Sehnbruch
2017-12-22

[COES PRESENTA] Ismael Puga

Ismael Puga

Investigador Adjunto de la línea Conflicto Político y Social de COES y Profesor Asociado de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central de Chile. Doctor en Sociología Universidad Humboldt de Berlín. Sus intereses de investigación incluyen: legitimación de la desigualdad social, movimientos sociales y cambio social, teoría de la ideología y la legitimación, y el desarrollo de técnicas “mixtas” de investigación en ciencias sociales.

¿Cuáles son las principales preguntas de investigación que abordas en COES?

Hace varios años estoy principalmente interesado en cómo se vincula la legitimación de la desigualdad social y del orden en general con la reproducción concreta del capitalismo. La idea es vincular, empíricamente, la legitimación de la desigualdad (entendida de distintas formas) con la participación en acciones colectivas o políticas específicas orientadas al cambio social. En este contexto, durante el doctorado en la Universidad Humboldt de Berlín concluí que son menos importantes las actitudes y preferencias individuales de las personas que el consenso social que perciben respecto del orden y del cambio: es decir, las expectativas de apoyo o falta de apoyo a las distintas demandas de cambio que podrían derivarse de las preferencias. Esto es bastante intuitivo, pero es complejo de estudiar empíricamente. No obstante tuve la suerte que mi doctorado coincidió con una especie de experimento natural, es decir, con la movilización social de 2011. Me encontré con el hallazgo de que la ola de protestas de 2011 no había modificado las ideas o las preferencias de las personas, sino sus concepciones sobre cuál era el consenso social: lo que la sociedad chilena como un todo “quería” o consideraba correcto. En este sentido el resultado de las protestas no fue la generación de preferencias individuales más o menos legitimantes del orden social y económico, sino que actualizó la información que las personas tenían sobre las preferencias de “los otros”.

Esa relación recíproca entre la movilización y consenso social percibido ha sido mi pregunta central de investigación estos años. El principal proyecto con que abordo esta temática es actualmente un proyecto Fondecyt de iniciación, que busca establecer de modo empírico, por un lado qué nos hace atribuir ideas (más o menos “legitimantes”) a personas específicas y a la sociedad en general, y por otro lado si estas ideas atribuidas a los otros condicionan mi disposición a participar en acciones colectivas.

La pregunta central también se asocia a otros proyectos de investigación. Por ejemplo trabajo un proyecto Fondecyt, junto a la investigadora COES Monica Gerber, que trata sobre la “justicia procedimental” y cómo se relaciona con la justicia distributiva. También participo en un proyecto de investigación con la investigadora COES-UAH, Francisca Gutiérrez, donde nos preguntamos ¿cuáles son los determinantes territoriales de la huelga y sus distintas tácticas en Chile?

 ¿Cuál crees que podría ser el aporte a la sociedad de tu investigación? ¿Podría ser aplicado a políticas públicas, por ejemplo?

Creo que hay pocas posibilidades de aplicación de lo que investigo en políticas públicas. El tipo de preguntas con que trabajo no está orientado al Estado como administrador, sino más bien a los actores sociales y políticos que quieren impulsar sus demandas. Creo que estas investigaciones puedes ser relevantes para las estrategias de actores que están interesados en promover cambios sociales y políticos, pues tienen implicancias a la hora de entender qué limita o potencia su capacidad de convocar apoyo.

Además hay una segunda área que me interesa en particular que es más metodológica. Surgió de la necesidad durante mi doctorado. Consiste en el análisis formal de datos “no estructurados” (principalmente, documentos de texto en “lenguaje natural”: registros, relatos, etc.).

Cuéntanos una experiencia que te haya marcado para investigar en el tema que abordas

Creo que, en general, las y los sociólogos de mi generación en Chile compartíamos una gran curiosidad sobre la estabilidad social y política que parecía reinar durante la transición. Veíamos que los indicadores de desigualdad no bajaban y, sin embargo, esto no producía un correlato en la conflictividad social ¿por qué había tan poca movilización social antes del 2006? Esa inquietud, y la insatisfacción con quienes proponían que las reformas neoliberales habían ganado una “batalla ideológica” en Chile nos llevó a muchos a concentrarnos en este problema. En México, comencé a trabajar en distintas investigaciones y a comparar datos de Chile con distintos países: no encontré que las actitudes de los chilenos hacia la desigualdad fueran más “legitimantes” con el capitalismo o la desigualdad, por el contrario.