[COLOQUIO] Las emociones, un aspecto central en la configuración de las memorias colectivas en torno a eventos políticos de alta connotación pública

[NOTA] En Chile ya hay más de un millón de departamentos y son el 17% de los hogares
2018-05-20
[CERRADA] Concurso postdoctoral COES-CIGIDEN 2018
2018-05-22

[COLOQUIO] Las emociones, un aspecto central en la configuración de las memorias colectivas en torno a eventos políticos de alta connotación pública

A partir del análisis del caso de la inmolación de Sebastián Acevedo en 1983 en Concepción, para exigir que la CNI devolviera a sus dos hijos secuestrados, se discutieron las distintas aproximaciones teóricas para el estudio de las emociones en ciencias sociales, y cómo se objetivan en espacios y objetos.

Paula Tesche, académica de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la Universidad Andrés Bello Sede Concepción y Asef Antonio, académico del departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Universidad de Concepción, presentaron los resultados del primer estudio de tipo cualitativo del proyecto Fondecyt N° 11170069, que indaga en cómo las emociones forman parte de las formas de recordación de eventos de gran violencia y connotación política.

Adoptando enfoques provenientes de las corrientes de la fenomenología del espacio y de las emociones, dan cuenta que las emociones son uno de los aspectos centrales para poder comprender como los grupos de diferentes posicionamientos políticos (izquierda – derecha), y capital cultural y económico, hacen sentido hoy del evento de inmolación. Poniendo acento en la pregunta por las nuevas generaciones que no vivieron la época de los sucesos, muestran que las narrativas de los sectores de derecha ya no recogen el discurso oficial de la época, y tienden a empatizar con las víctimas desde una posición despolitizada que releva la figura universal del padre que decide  cometer un acto extremo para salvar a sus hijos. Por el contrario, los jóvenes de izquierda, parecieran recuperar las narrativas de resistencia del movimiento de resistencia no violenta liderado por el sacerdote Pepe Aldunate durante la dictadura, el Movimiento Contra la Tortura Sebastián Acevedo. Se conjugan en estas memorias, miedos a la muerte violenta, y el asombro y orgullo por el arrojo.

Carolina Aguilera (ICSO-UDP), investigadora adjunta del COES y actual coordinadora del Coloquio, comentó el texto destacando la aproximación teórica de los investigadores sobre las emociones. En vinculación con el proyecto de posdoctorado que realiza en la actualidad, sobre espacios de memoria en barrios acomodados en la capital (Fondecyt n°3170877), la investigadora realizó algunos señalamientos teóricos y metodológicos sobre el estudio de sitios de memoria, como es en este caso el lugar de inmolación de Acevedo en el frontis de la Catedral de Concepción.

Destacando la aproximación fenomenológica del trabajo, indicó que por un lado las corrientes de la geografía crítica, como los trabajos de Edward Soja, permiten un análisis integrado de los espacios considerándolos tanto como espacios físicos e imaginados, y también como espacios vividos. Por otro lado, argumentó que para este tipo de lugares que refieren a violencias no resueltas, ésta dimensión del espacio vivido también puede considerar las perspectivas de las teorías del haunting (Navaro-Yashin, Avery Gordon y Christina Lee). Este tipo de enfoque permite abordar las emociones vinculadas a duelos irresueltos y cómo se objetivan en cosas y espacios que tienen una condición espectral.

El debate continuó en torno a las diferentes corrientes teóricas en torno a las emociones, la condición enomenológica de este tipo de espacios y cómo ello incide en la conformación de memorias emblemáticas (Steve Stern).

Nota: El proyecto de Paula Tesche forma parte del Fondecyt de Iniciación en Ciencias Políticas, N° 11170069: “Memorias colectivas de lugares y/o sitios de memoria en Concepción: emociones desde los imaginarios locales vividos”.

Nota redactada por Carolina Aguilera, coordinadora del Coloquio Memorias en Conflicto versión 2018, e investigadora adjunta línea Geografías del Conflicto – COES.