Sesgo de Género: ¿Selección o Formación?

Sesgo de Género: ¿Selección o Formación?

Año de inicio: 2017
En curso
El principal objetivo de esta propuesta es estudiar: (1) Si en el contexto chileno existe un mayor sesgo de género en economía con respecto a otras disciplinas comparables, consistente con el resultado obtenido en Ceci, Ginther, Kahn y Williams (2014). (2) Si el sesgo de género que se espera encontrar se debe a la selección de estudiantes a dicha profesión o se debe a la formación que se realiza durante la carrera.

Contexto

Las brechas de género en el último tiempo han sido centro del debate público y político. Estas brechas aparecen en distintos ámbitos: en el ámbito laboral donde, para Chile, el ingreso promedio mensual para las mujeres asalariadas es 20% menor que el de los hombres asalariados (Díaz, 2015); y en el ámbito académico, donde el número de mujeres con el grado de profesor titular es muy bajo en relación a los hombres.

En un estudio reciente, Ceci, Ginther, Kahn y Williams (2014) estudian las brechas en distintos outcomes para un número de profesiones. Uno de los outcomes que estudian es la promoción académica: la probabilidad de que un profesor universitario que sigue una carrera académica obtenga la titularidad (“tenure”). Sus resultados muestran que, una vez que controlan por productividad, la brecha en promoción desaparece para la mayoría de las profesiones, excepto para economía. En palabras de los autores, “Economics is an outlier, with a persistent sex gap in promotion that cannot be readily explained by productivity”.

¿Qué explica que existan brechas de género en economía y no en el resto de las carreras? Por una parte, puede ser que la gente que elige la carrera de economía tenga un mayor sesgo de género que personas que eligen estudiar otras profesiones. Sin embargo, es posible que estudiar economía produzca un mayor sesgo de género. Específicamente, la enseñanza de discriminación estadística en los ramos de Economía Laboral puede normalizar la discriminación contra la mujer bajo un argumento de eficiencia.

Metodología

Se utilizarán distintos instrumentos para medir tanto sesgos/actitudes de género implícitas y explícitas. El instrumento que utilizaremos para medir el sesgo de los estudiantes respecto al género será un Test de Asociación Implícita (IAT). El test mide la asociación implícita entre género y carreras STEM, que corresponde a carreras de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, donde el estereotipo de género indica que hombres debiesen estar más asociados con carreras STEM. El test es breve (aproximadamente 10 minutos), y entrega 7 posibles categorías de asociación implícita, que van desde asociación fuerte entre hombre y carrera STEM, hasta asociación fuerte entre mujer y carrera STEM (para más detalle ver Project Implicit, de la Universidad de Harvard). Por otro lado, se utilizarán distintas escalas para medir actitudes de género explícitas como la Escala de Sexismo Ambivalente (Glick y Fiske, 1996) o preguntas del IAT.

Estos instrumentos se aplicarán a todos los estudiantes de primer y cuarto/quinto año de más de 30 carreras en distintas universidades que fueron invitadas a participar en el estudio. Esto nos permitirá analizar si la asociación implícita entre género y carrera STEM cambia en el tiempo de manera distinta para estudiantes de ingeniería comercial vs. otras carreras.

Inicio 

Primer Semestre 2017