[PRENSA] Kirsten Sehnbruch: «No es que a precariedad ya no exista, sino que cambió de cara»