[PRENSA] Socióloga analiza la clase media chilena: Dentro de ella hay distintos grupos «que no tienen el mismo estilo de vida»

[DIVULGACIÓN] Prácticas religiosas continúan siendo una de las principales barreras de entrada segregadoras en los colegios del Gran Santiago
2019-04-30
[CONVOCATORIA] Envío de abstracts para el II Seminario Iberiamericano de Economía de la Cultura
2019-04-30

[PRENSA] Socióloga analiza la clase media chilena: Dentro de ella hay distintos grupos «que no tienen el mismo estilo de vida»

Publicado en EMOL

Emmanuelle Barozet, reconoció la complejidad a la hora de hablar de este estrato social en el país, que volvió a la palestra tras los dichos de Andrónico Luksic.

«El Presidente Piñera salió elegido con la clase media de Chile, que ha crecido tremendamente y lo que le interesa es seguir mejorando su condición de vida y ya lo han logrado. Ese beneficio que hoy día tiene, esa garantía que hoy día tiene, la posibilidad de viajar, de tener un segundo auto, la posibilidad de tener una casa en la playa… Nadie puede decir que este país no ha progresado, hay que ser muy ignorante».

Así, -en entrevista con La Tercera- el empresario chileno Andrónico Luksic definió la clase media del país, generando inmediatas críticas a través de redes social. Producto de ello, esta mañana, a través de Twitter, lamentó haberse expresado «tan mal» y aseguró que uso un «muy mal ejemplo».

De todas formas, las palabras del Luksic instalaron el debate sobre la realidad de la clase media en Chile, y cómo ésta se configura.

Tema que abordó en entrevista con Emol la académica del Departamento de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la U. de Chile, Emmanuelle Barozet, quien reconoció la complejidad a la hora de hablar de clase media en el país, considerando los amplios límites que ésta abarca, y sumado a que cerca de un 80% de la población nacional, según dijo, afirma ser parte de este estrato social, cuando en realidad no todos lo son.

-¿Cómo toma las palabras de Andrónico Luksic?

A lo mejor él se refiere a un segmento de la clase media, que sería más bien el grupo que colinda con los sectores acomodados. Pero obviamente lo que él señala no puede representar, ni ser accesible, para los subgrupos que componen hoy en día la clase media. Claramente es una franja muy chica la que tiene acceso a lo que señaló Andrónico Luksic.

-¿Cuál vendría siendo una definición correcta de la clase media en Chile?

Hay muchas formas de definir la clase media. Si uno va a la definición más sencilla, que sería todo grupo que está alrededor de la mediana del ingreso, para el caso de Chile eso es un problema, ya que esa cifra está bastante cercana a la línea de pobreza. Entonces, la verdad es que hay un gran conjunto de personas dentro de los sectores medios que están en situación de vulnerabilidad.

Pero hay otros grupos que están un poco más estables, un poco más acomodados. Entonces, dentro de la clase media hay distintos grupos, desde grupos muy vulnerables a grupos bastante consolidados que no tienen una identidad compartida, que no tienen el mismo estilo de vida, que no tienen el mismo nivel educacional, y así sucesivamente. Entonces, es un problema cuando uno apela a la clase media, porque en estricto rigor no representa ningún grupo.

-Pero ¿hay alguna forma de segmentarla?

No hay una medición consensuada. En parte porque Chile no tiene una nomenclatura que todo el mundo use, como lo hacen otros países, por lo tanto, compiten varios modelos de medición de las clases medias.

-¿Como cuáles?

Está, por ejemplo, la medición por ingreso, que puede ser alrededor de la mediana de los ingresos y ahí uno puede distinguir grupos en función de sus ingresos. Pero también están las medidas que usa el marketing, es decir, el famoso ABC1, hasta el E, que representa a los pobres. Ahí uno distingue segmentos de consumo.

Al no tener una sola nomenclatura para el caso de Chile, obviamente es distinto cuando yo hablo de clase media, cuando Andrónico Luksic habla de clase media y otra persona habla de clase media. No necesariamente hablamos del mismo grupo -ni de los mismos grupos- dentro de ese segmento muy amplio.

-Entonces ¿cómo se hace para evitar generalizaciones erradas?

Hay datos al respecto, se puede hacer una segmentación. El problema es cuando uno llega a cómo la gente se siente, es decir cuál es su identidad, porque el 70% u 80% de la población chilena -lo que es muy común en otros lados, no es propio de Chile- se considera de la clase media, porque declararse pobre o declararse rico obviamente es complejo.

Donde hay que entrar a picar ahí es en que podríamos tener un primer grupo que es la gente que salió de la pobreza en estos 20 o 30 últimos años. Esa gente, a mí juicio, no es propiamente de la clase media, pero mucha gente la asocia así. Ese hecho es el meollo del debate para el caso de Chile. Es gente que ya no es pobre, pero tampoco logra la estabilidad que desean. Se definen como clase media porque ya no se sienten pobres, pero en realidad debiera haber un tapón entre sectores pobres, sectores media y clase media más acomodada.

Ese grupo, obviamente, que está más vulnerable y se va a empobrecer si pierde el empleo, si se enferma, si tiene mucha gente que depende de ella. Obviamente ese grupo no tiene opción para el segundo auto, ni para el viaje al extranjero, ni para la casa en la playa.

-Ese grupo más vulnerable ¿es considerado clase media?

Objetivamente no es clase media. De hecho todo el mundo le habla a ese grupo como si fuera clase media, pero es un grupo que está emergiendo de la pobreza hace una generación.

Entonces, hay mucha gente que no tiene conocimiento real de la clase media. Hay que recordar que Sebastián Piñera, en su primera campaña, él señaló que era de clase media, cuando objetivamente no lo es. Ni ricos ni pobres en general se quieren definir como ricos ni pobres, entonces es una forma de camuflar una posición muy desventajada o muy alta.

-¿Dónde está realmente este estrato social?

Lo que los sociólogos llamamos realmente la clase media sería alrededor del 30% de la población, no más que eso. No el 70% que se cree de la clase media. Ahí podríamos decir que hay tres grandes grupos: uno es que lo que queda después de los años de transformación de la antigua clase media que trabajaba al alero del Estado, que fue desapareciendo de apoco con los años de la dictadura y la transformación neoliberal del mercado.

Después hay un grupo de gente más autoempleo, comerciante, sectores jóvenes, de gente que no necesariamente le ha ido mal, pero que se siente bastante desprotegida porque no son asalariados.

Y hay un tercer grupo que ha logrado surfear bastante bien sobre la ola de la modernización económica, que son profesionales y técnicos que, sin ser ricos, igual ganan por hogar sobre $2 millones hasta $4 o $5 millones. Esos si obviamente tienen mayor acceso a viajes y segundo auto, pero la casa en la playa lo dudo, porque es una especie de mito la casita en la playa que pudo haber sido posible hasta los 80′, pero hoy en día con el desarrollo inmobiliario que hay en la costa de Chile, eso ya es bastante inalcanzable.

-¿Qué porcentaje de la población constituye ese último grupo?

Es un poco difícil dar una cifra exacta, porque pocas veces están los datos para construir eso. Pero yo diría que ese grupo está en torno al 15% de la clase media.