Segregación Residencial de Ingresos en el Gran Santiago 1992 – 2002: Una Nueva Aproximación Metodológica

Segregación Residencial de Ingresos en el Gran Santiago 1992 – 2002: Una Nueva Aproximación Metodológica

2015
Revista Académica

El desarrollo económico de Chile en las últimas décadas ha impactado fuertemente el crecimiento de las ciudades y la forma en que las desigualdades sociales se reflejan espacialmente en ellas. Medir con precisión la segregación urbana es, así, relevante, pues además permite diseñar políticas públicas que reduzcan sus efectos negativos. Sin embargo, mediciones previas en Chile tienen limitaciones metodológicas que restringen su validez y comparabilidad. En el presente estudio se utiliza una nueva metodología que combina datos de encuestas con información censal, a fin estimar ingresos de hogares y, con ello, indicadores precisos y estadísticamente robustos de segregación residencial. Adicionalmente, se estima un indicador de segregación que captura de mejor forma el hecho de que los ingresos son una variable continua. Los resultados muestran que la segregación de los más pobres es mayor que la de los más ricos, que aumentó entre 1992 y 2002, y que existe, además, una heterogeneidad importante en la contribución de cada comuna a la segregación en Santiago.

En las últimas décadas, Chile ha experimentado una transformación económica, política y social de gran envergadura. La urbanización, la evolución de las ciudades y de las interacciones al interior de estas son parte esencial de esa transformación. Este desarrollo y su impacto han resultado en una situación contradictoria. Por una parte, desde comienzos de los años noventa, el desarrollo económico y social se ha caracterizado por un crecimiento económico sostenido y políticas sociales activas que se han reflejado, por ejemplo, en que el ingreso de un hogar promedio se ha duplicado desde 1990, en una caída sustancial de la pobreza absoluta, y en un acceso creciente de la población a bienes y servicios básicos. Por otra parte, esta etapa de modernización capitalista parece estar asociada en Chile a desigualdades sociales sustantivas y a signos de una menor cohesión social en ciertas dimensiones. La alta desigualdad del ingreso se ha mantenido relativamente estable (el coeficiente de Gini ha fluctuado en un rango de entre 0,54 y 0,52 en los últimos 25 años), existe un acceso desigual de los distintos estratos socioeconómicos a la salud y la educación, la confianza interpersonal es la más baja de la ocde y de América Latina, y la segregación socioeconómica en las escuelas es la más alta registrada a nivel mundial (Organisation for Economic Cooperation and Development [oecd], 2010).

Como Citar

Agostini, C.; Hojman, D.; Román, A.; Valenzuela, L. (2016). Segregación Residencial de Ingresos en el Gran Santiago 1992 – 2002: Una Nueva Aproximación Metodológica. EURE, 42(127), 159-184.